Clínica Las Fuentes

 

La Codependencia es una enfermedad primaria, progresiva, crónica, fatal y tratable, que se origina al ser educados en un ambiente emocionalmente deshonesto y Espiritualmente hostil. El ambiente primario es el sistema familiar, que es parte de una sociedad más grande deshonesta y disfuncional, que a su vez forma parte de una civilización que está basada en falsas creencias sobre la naturaleza y el propósito del ser humano.

 La Codependencia se caracteriza por la dependencia en fuentes externas para conseguir valor propio y autodefinición. Esta dependencia hacia lo externo, combinada con heridas emocionales no sanadas de la niñez, que se reactivan cuando se aprieta algún "botón" emocional, provocan que el Codependiente viva la vida en reacción, entregando el poder de su autoestima a fuentes externas. 

"Tradicionalmente en esta sociedad, se le ha enseñado a las mujeres a ser codependientes, a obtener su poder y autovaloración, de sus relaciones con los hombres, mientras que a los hombres se les ha enseñado a ser codependientes de su éxito, carrera o trabajo. Esto ha cambiado un poco en los últimos veinte o treinta años, pero todavía es parte de la razón por la que las mujeres tienen una mayor tendencia a vender sus almas en las relaciones que los hombres. 

La Codependencia no es más que entregarle nuestro poder a influencias externas sobre nuestra autoestima. Todo lo que está fuera del "ser", ya sean personas, lugares o cosas o nuestra propia apariencia externa, tienen que ver con el fortalecimiento del ego, no con el valor propio. Todos tenemos un valor Divino igual, porque somos seres Espirituales trascendentes que son parte de la UNICIDAD que es el Gran Espíritu o la Fuerza de Dios, no por alguna cosa fuera de nosotros." ( Robert Burney) "La Codependencia y la interdependencia son dos dinámicas muy diferentes. La Codependencia tiene que ver con entregar el poder de nuestra autoestima. Obtener nuestra autodefinición y autovalía de fuentes externas es disfuncional, porque le entregamos el poder sobre cómo nos sentimos, a las personas y las fuerzas que no podemos controlar. 

Cada vez que le entregamos el poder de nuestra autoestima a algo fuera de nosotros, estamos convirtiendo a esa persona o cosa en nuestro poder superior. Estamos adorando dioses falsos. Si mi autoestima está basada en personas, lugares y cosas; dinero, propiedades y prestigio; apariencia, talento, inteligencia; entonces estoy programado para ser una víctima. Las personas no harán siempre lo que yo espero de ellas; las propiedades pueden ser destruidas por un terremoto, una inundación o fuego; el dinero puede desaparecer en el mercado de valores o en una mala inversión; la apariencia cambia conforme envejecemos. Todo cambia. Todas las condiciones externas son temporales." 

"Esta danza de Codependencia es una danza de relaciones disfuncionales - de relaciones que no funcionan para satisfacer nuestras necesidades. Esto no solo tiene que ver con relaciones románticas o relaciones familiares, ni con relaciones humanas en general. El hecho de que la disfunción exista en nuestras relaciones románticas, familiares y humanas, es un síntoma de la disfunción que existe en nuestra relación con la vida, con ser un humano. 

Es un síntoma de la disfunción que existe en nuestra relación con nosotros mismos como seres humanos." "La danza que aprendemos como niños, la represión y la distorsión de nuestro proceso emocional, en reacción a las actitudes y patrones de comportamiento que adoptamos para sobrevivir en un ambiente emocionalmente represivo y Espiritualmente hostil, es la danza que seguimos bailando como adultos. Somos empujados por energía emocional reprimida. Vivimos la vida en reacción a las heridas emocionales de la niñez. Seguimos intentando obtener la atención y el afecto sanos, el amor y el cuidado sanos, la validación, el respeto y la afirmación, que no obtuvimos como niños. Esta danza disfuncional es la Codependencia. Es el Síndrome del Niño Adulto. Es el son que han estado bailando los humanos durante miles de años. Ciclos viciosos y autoperpetuados de comportamiento autodestructivo." 

"La forma como funciona el sistema de defensa emocional que es la Codependencia, es que continuamos repitiendo nuestros patrones con el fin de reforzar la creencia de que no es seguro confiar. No es seguro confiar en nosotros mismos o en este proceso que llamamos vida. La Codependencia hace esto para protegernos. Porque no fue seguro para nosotros confiar en nuestros propios sentimientos, sensaciones y percepciones, como niños nuestros egos decidieron que nunca era seguro confiar. La Codependencia es una sistema de defensa emocional y de comportamiento, que fue adoptado por nuestros egos con el fin de satisfacer nuestra necesidad de sobrevivir como niños. Como no teníamos herramientas para reprogramar a nuestros egos y curar nuestras heridas emocionales (nuestra aflicción culturalmente aprobada, nuestros ritos de entrenamiento e iniciación, los modelos sanos, etc.) el efecto es que como un adulto, seguimos reaccionando a la programación de nuestra infancia y no satisfacemos nuestras necesidades, nuestras necesidades emocionales, mentales, Espirituales o físicas. La Codependencia nos permite sobrevivir físicamente pero nos sentimos vacíos y muertos por dentro. La Codependencia es un sistema de defensa que nos hace herirnos a nosotros mismos.

 

 

 

 

 

Clínica Las Fuentes

En clínica e instituto de rehabilitación las fuentes nos preocupamos por apoyar a las personas que padecen de adicciones, depresión, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos de la personalidad, ansiedad, codependencia y diversos problemas emocionales a encontrar una mejor manera de vivir, así como a los familiares que buscan obtener una forma de vida diferente, con el apoyo de nuestros especialistas en el área, ya que se tienen más de 15 años de experiencia en el tratamiento de estas enfermedades y problemáticas.